‘Si es que digo todo…’

‘Si es que digo todo lo que pienso y claro a la gente no le gusta’. ¿Cuántas veces habéis escuchado esta frase o la habéis dicho? Si parece que algo no funciona, hagamos otra cosa, optemos por mejorar nuestra comunicación y conseguir que los malentendidos no sean protagonistas de nuestras historias.

http://razonaypiensa2.blogspot.com/Muchos problemas a la hora de comunicarnos pueden deberse a que confundimos hechos con opiniones. Mañana mismo deteneos un momento y comprobádlo conversando con amigos o colegas en el trabajo. Digamos que transformamos nuestras opiniones en hechos, discutimos basándonos en esas opiniones, actuamos en consecuencia y hasta llegamos a ser soberbios y con todo el cuerpo transmitimos: ‘Todo eso que me estás diciendo es tu opinión, sin embargo, esto que te digo yo, esto,  es un hecho’

Y es que el lenguaje es acción. Cuando describimos hechos hablamos del mundo y en cambio cuando opinamos hablamos más de nosotros mismos, del observador que somos del mundo. Si por ejemplo pensáis que vuestra pareja es injusta probad esto a solas…¿qué es lo peor que podría pasar?

1. Cuál es la verdad esencial que se esconde detrás de esa afirmación.

2. Cuál es tu objetivo al expresarla.

3. Qué cosas piensas y sientes que no estás diciendo.

4. De qué modo has contribuído a esa situación.

5. Cómo puedes decir tu verdad sin traicionarte y desde la humildad.

No se trata de definir a tu pareja, sino tal vez tu relación con la cuestión que te preocupa. No se trata tampoco de cambiar a tu pareja ni de cambiar tú. No se trata de decir toda la verdad, sino más bien de cómo decir nuestra verdad respetándonos y respetando al otro. tenemos elección y podemos aprender a manejar ese diálogo interno que continuamente aparece. De hecho, mientras estoy redactando esta entrada mi pensamiento es más rápido que mis dedos y ahora mismo estoy eligiendo expresar mi verdadero pensamiento sin necesidad de dejar en saco roto cosas que he sentido.

Para finalizar esta reflexión de un miércoles tarde os dejo un antiguo proverbio judío: “Cuando tengas dos alternativas igualmente malas, ¡elige una tercera!”

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Coaching, libertad, comunicación, inteligencia emocional, pareja, salud, bienestar, pnl

Coaching Comunicación Cuentos Inteligencia Emocional PNL

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 5 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: